Capacidad de aprendizaje

La capacidad de aprendizaje que tiene nuestro cerebro para adquirir nuevas ideas muy avanzada. El ser humano es capaz aprender y adquirir nuevas ideas de forma indirecta, es decir, a través de otras personas, sin llegar a vivir las experiencias directamente. Nuestro cerebro puede aprender, extraer ideas y conclusiones de experiencias que no hemos vivido o experimentado personalmente.

Para poder adquirir esas ideas de otras personas primero es necesario aceptar esas ideas y experiencias externas como verdades. En ese momento nuestra mente puede puede llevar a cabo el proceso de aprender ideas nuevas de forma indirecta.

Capacidad de aprendizaje

Image by klimkin from Pixabay

La forma de aceptar las ideas de otras personas como verdades se da cuando llegamos al punto de considerar a otra persona como una figura de autoridad. Las primeras figuras de autoridad que reconocemos es en nuestra infancia y son nuestros padres. Luego, poco a poco, vamos incluyendo en ese grupo a otras personas cercanas como pueden ser los abuelos o los hermanos mayores. Posteriormente incluimos a nuestros profesores, mentores y otras personas que llegamos a considerar importantes en nuestra vida.

Nuestro cerebro tiene capacidad de aprendizaje de forma indirecta

Una vez que reconocemos a una persona como “de autoridad” es cuando llegaremos a aceptar sus experiencias e ideas como “verdades”. Esto se da aunque no tengamos evidencias directas de que las experiencias que nos trasmiten son ciertas o reales. No importa, tomamos lo que nos transmiten como verdades.

Durante ese proceso, la información procedente de la figura de autoridad se va grabando en nuestro cerebro como si realmente fueran experiencias propias. Así su ideas y vivencias ese convierten en las nuestras, en nuestras “verdades”, en nuestras “creencias”, en nuestros “valores”. 

Pero claro, aquí pueden surgir algunos problemas. ¿Qué ocurre cuando las ideas de nuestras figuras de autoridad no son todo lo acertadas o apropiadas que cabría esperar?

El sistema de grabación del inconsciente

La mente inconsciente no es más que un sistema de grabación. No emite juicios ni toma decisiones, solo guarda todo lo que vemos, oímos y sentimos. No existe ningún mecanismo específico en nuestro inconsciente que reflexione sobre los resultados a largo plazo de lo que está registrando. El subconsciente funciona sólo en el “ahora” y por tanto los conceptos erróneos grabados monitorizados en tiempo real.

Esto suele llevarnos a comportamientos no deseados. Es debido a que las creencias y valores recibidos que no están alineados con nuestros deseos. La buena noticia es que de la misma forma que se grabaron esas ideas y experiencias se pueden grabar otras nuevas. Por tanto, se pueden grabar nuevas ideas y experiencias en la dirección que estamos buscando.

Esto no quiere decir que se borren las experiencias anteriores, son nuestras siempre estarán ahí. Simplemente le damos a nuestro cerebro una nueva experiencia, un nuevo camino, una nueva opción para utilizar en lugar de las anteriores.

La capacidad de aprendizaje que tiene nuestro cerebro es notable y la PNL nos da muchos recursos y técnicas sencillas mejora esa capacidad de aprendizaje y para reprogramar nuestro cerebro en la dirección que deseamos en cada momento.